EN RELACIÓN

El fotógrafo de arquitectura es un voyeur. No diseña espacios. Diseña imágenes de espacios ajenos. Observa, pero no actúa. Es el ojo y no la mano. Voyeur propone una acotada selección de imágenes algunas de obras elegidas con un criterio común, y generando a excusa para que sus autores hablen sobre la misma.

La propuesta se divide en dos partes:

1- Exposición. Las fotografías se expondrán en formato impreso en paneles y supondrán ese detenerse a mirar, muy necesario en el mundo de hoy.
2- Charlas. La arquitectura no se entiende en base a fotografías exclusivamente. Se pretende profundizar en las obras elegidas mediante presentaciones de cada obra por sus autores.

EN RELACIÓN