EN RELACIÓN

Una pieza urbana, a escala del paisaje, que recibe la llegada desde el este y del aeropuerto, en la entrada a Montevideo.
Una pieza abstracta recorta sobre el fondo del Parque Roosvelt, una bruma blanca de parasoles de vidrio, que se piensa en la escala de avenida de las Américas, en todo sus sentidos: distancia, velocidad y presencia.
El edificio se conforma de dos piezas: una abajo, más rústica y dura, que organiza y articula accesos principales y de servicio, y contiene el gran hall (exterior/interior) que se abre en su totalidad al lago y la otra, la de arriba, que dialoga con las escalas lejanas, una pieza blanca traslúcida hacia la avenida y transparente al otro lado para aprovechar las vistas al lago. Una pieza vertical, un acento, vibrante durante el día, luminoso por la noche.
Y más por debajo semienterrada, articulando el desnivel entre la avenida y el lago, una pieza/piso de hormigón visto conforma el lugar de los locales de servicio, salas de máquina, bajo piscina, etc.

EN RELACIÓN