EN RELACIÓN

El proyecto nace del encuentro entre dos necesidades. Por un lado, la necesidad de los grupos cooperativos de seguir pensando sus proyectos sociales, con sus correspondientes correlatos espaciales, una vez habitadas las viviendas. Y por otro lado, la necesidad de un espacio de formación integral (EFI) de migrar el aprendizaje del sistema cooperativo desde el aula hacia el territorio, y en lo específico a cooperativas con proyectos concretos a desarrollar.
Se conjugaron actividades entre estudiantes, docentes, comisiones -Directiva y fomento- y cooperativistas en general, para acordar el proyecto y su estructura, la cual refirió a tres etapas: Conocer, imaginar y proyectar.
La experiencia género, además de un proyecto apropiado por la cooperativa, reflexiones que promueven seguir pensando en cómo diseñar procesos, que generen espacios comunes, donde se integren los intereses de las cooperativas, pero al mismo tiempo logre una mirada amplia de vínculo hacia el contexto urbano.

EN RELACIÓN