EN RELACIÓN

La Capilla de Sacromonte encuentra su lugar entre viñedos, lagunas, cerros y refugios. Concebida como un amplificador de paisaje, se funde con su entorno elevando la experiencia sensorial de la naturaleza a un nuevo nivel.
¿Cómo deberían ser los espacios sagrados del siglo XXI? La capilla reflexiona sobre las múltiples interpretaciones de este cuestionamiento mediante su ambigua relación con la materia, el espacio y el tiempo. Enigmática y desconcertante, deja a sus visitantes con más preguntas que respuestas. Reina una calma tensión entre peso y levedad, entre presencia y desaparición, entre tecnología y naturaleza. Ni cerrada ni completamente abierta, es un espacio en sí mismo y es parte del paisaje al mismo tiempo.
La capilla fue prefabricada en tecnología CLT y acero en Portugal para luego ser transportada al paisaje de Sacromonte y ensamblada en un solo día. Simple y austero, su diseño asume el desafío de trasmitir un mensaje potente usando la menor cantidad posible de recursos.

EN RELACIÓN